Con un grupo de trabajadores de la empresa Klarens, la Caja de Compensación Familiar del Cesar (COMFACESAR), inició las entregas de cartas de asignación del subsidio familiar de vivienda Fovis, a los beneficiarios de la convocatoria del 2020.

Este año debido a la emergencia de salud pública generada por el Covid 19, la entrega se hará de manera individual a través de un cronograma establecido por la División de Vivienda de la Caja, hasta completar los 155 trabajadores favorecidos.

Esta primera entrega se desarrolló con un acto sencillo en las instalaciones de Klarens, donde siete de sus funcionarios podrán cumplir su sueño de tener una vivienda propia y en condiciones dignas, gracias a esta ayuda económica que hizo posible el esfuerzo conjunto entre la Caja y las empresas que hacen los aportes.

El Director Administrativo de Comfacesar, Frank Montero Villegas, felicitó a los beneficiarios, ante quienes reafirmó el compromiso del sistema de compensación familiar de seguir trabajando por la clase trabajadora. 

“Aunque la pandemia afectó al sector de la construcción y meses como abril y mayo de 2020 fueron de incertidumbre total, los alivios del Gobierno Nacional, el compromiso de las Cajas de Compensación Familiar del país y la virtualidad, lograron que esta industria tuviera una rápida recuperación a tal punto que la vivienda nueva en 2020 se consolidó como el principal destino de inversión de los hogares del país”, resaltó.

Omar Castro, uno de los trabajadores favorecidos, agradeció este beneficio con el que hará el cierre financiero para estrenar su casa en el mes de marzo. “Me siento muy alegre al saber que es un sueño que se está haciendo realidad; con Comfacesar, estamos muy agradecidos todos los trabajadores que hemos sido beneficiarios de este subsidio, no tenemos como pagarle, porque tener una vivienda propia es muy difícil y en nuestras condiciones económicas se complica un poco más”.